Reducir, reusar y reciclar resíduos, pilares del ahorro energético

Xenera compañía eléctrica - CEDES

Reducir, reusar y reciclar resíduos, pilares del ahorro energético

Regla básica de ahorro de enegético

La sostenibilidad es dar priorizar a la reducción, la reutilización y el reciclaje para evitar que acaben en un vertedero.

Al proceso de usar residuos para transformarlos en energía se le llama valorización, y es obtener energía de los desechos que no se pueden separar y no son reciclables. Estos residuos se tratan en plantas de biometanización donde se convierten en biogás o simplemente se queman para producir energía.

En el caso de los plásticos, no hay que olvidar que son mayoritariamente producidos con petróleo, por eso al quemarlos generan mucho calor, pudiéndose comparar con el gas natural o el gasoil, y por tanto se puede utilizar para producir energía eléctrica y calor.

En España se producen anualmente dos millones de toneladas de residuos plásticos de origen doméstico, sin embargo tan solo el 14% se utiliza para generar energía. La combustión de una tonelada de botellas de plástico genera tanta energía como 1,4 toneladas de carbón.

También, expertos aseguran que del plástico film que llega a los vertederos podrían obtenerse más de 185 millones de litros de gasóleo recuperado al año. Serían suficientes para abastecer de calefacción a unos 50.000 hogares.

Economía circular

Esto sería parte del concepto de “economía circular” y se trata de aprovechar todos los recursos que ponemos en circulación en vez de fabricar nuevos que acaba con la biodiversidad del planeta.

Los residuos orgánicos, que son casi la mitad de la basura que generamos en nuestras casas, se pueden quemar y producir electricidad o también pueden servir para producir bioetanol y biodiésel, y utilizarlos en lugar de la gasolina y el diésel. Siendo ésta opción más eficiente porque al tener mucha humedad no generan mucho calor al arder.

El biogás que se genera en los vertederos no se aprovecha en la mayoría que tenemos en España, simplemente acaba quemándose o dejando que se escape a la atmósfera, con lo que ello supone en emisiones de gases de efecto invernadero, que es la principal causa del calentamiento global.

En cualquier caso, lo más importante es reducir, reusar y reciclar, por este orden.

Sigue nuestros consejos de ahorro en www.cedessl.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *